Virtudes y Fortalezas del Carácter

Todo hombre tiene derecho a una dignidad, a una formación, a recibir los medios para su plena realización. La escuela sigue siendo un medio privilegiado de presencia de Iglesia y se reconoce a los educadores como mediadores imprescindibles de cultura cristiana.

Pedagogía, apostolado y santidad tienen una connotación especial para la Escuela Jesusina, legado de San Juan Bautista de La Salle. El educador se deja impregnar por el sentido de la fe en la totalidad de su persona, hasta tal punto de no diferenciar entre los deberes de su “empleo y los de su propia santificación”.(De la La Salle).

“Lo que falta muchas veces a los católicos que trabajan en la escuela, en el fondo, es quizá una clara conciencia de la ‘identidad’ de la escuela católica misma y la audacia para asumir todas las consecuencias que se derivan de su ‘diferencia’ respecto de otras escuelas Por tanto, se debe reconocer que su tarea se presenta como más ardua y compleja, sobre todo hoy, cuando el cristianismo debe ser encarnado en formas nuevas de vida por las transformaciones que tienen lugar en la Iglesia y en la sociedad, particularmente a causa del pluralismo y de la tendencia creciente a marginar el mensaje cristiano.”

Regresar